A comienzos de los años 80 la televisión en España era ya en color. Sin embargo, mi primer recuerdo televisivo —muy desdibujado, eso sí— es en blanco y negro. Se debe a que hasta 1982 —y ahí tenía yo sólo cuatro años— la televisión en color no llegó a casa de mis abuelos, acompañada del Mundial de Fútbol y Naranjito —ya hablaremos de ese personaje otro día—. Y es allí donde nace ese recuerdo, forjado en las tardes de los sábados pasadas junto a los Payasos de la tele y El gran circo de TVE, que, aunque ya se emitía en color, paradójicamente en mi memoria siempre será en blanco y negro.

El Gran Circo de TVE, Cabecera.

Anuncios