Encaro la tercera entrada propiamente dicha de este proyecto y comienzo a preguntarme si seré capaz de encontrar 365 recuerdos de los años 80 con los que alimentar esta bitácora durante todo un año. Habiéndome criado en esa década de dos canales y eternos concursos que congregaban a toda la familia delante del televisor, no puedo evitar que ese interrogante resuene con la voz de Mayra y de aquella manera:

—Por 25 pesetas cada uno, dígannos recuerdos televisivos de los años 80. Por ejemplo la cabecera del “Un, dos, tres”. Un, dos, tres, responda otra vez…
—La cabecera del “Un, dos, tres”.
—La cabecera del “Un, dos, tres”.

Y que no suenen campanillas y Las Tacañonas griten “hay que horror, eso es repeteción”. Aunque, claro, Mayra, aquí hemos venido a jugar, así que tampoco pasa nada si al final de la subasta no nos tocan el Seat Málaga o el apartamento en Torrevieja, Alicante.

Un, dos, tres, Cabecera de la sexta etapa, 1987-1988.

Aunque parezca extraño, esta es la cabecera —de los años 80— que mejor recuerdo y, como este blog va de mis recuerdos —”con estrella o estrellados”—, es la que toca. Pero si alguien es demasiado purista, les enlazo por aquí la de la siempre clásica Ruperta.

Anuncios