De los años 80 recuerdo cientos de canciones y actuaciones musicales concretas, pero muy pocas —quizá alguna ligada al Festival de Eurovisión como veremos en su momento— se me han quedado tan grabadas en la memoria como la de Vicky Larraz cuando, tras dejar el grupo Olé Olé, representó a España en el tan casposo como añorado Festival de la OTI.

Si se preguntan por qué no he podido olvidarla, no tienen más que ver el vídeo para averiguar la respuesta.

Vicky Larraz, Bravo Samurai, 1987.

Anuncios