Hoy este proyecto cumple doce entradas. No se me ocurre nada mejor para celebrarlo que uno de aquellos vídeos tan tediosos como hipnóticos con los que, empleando una máquina de pinball muy particular, en Barrio Sésamo se empeñaban en enseñarnos a contar mientras nos entretenía. Hoy, porque no encontré el del doce, el número cuatro. Ya saben, se permite cantar: “Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve, diez, once, doce. Turururu Tururu ruru ru”.

Barrio Sésamo, El pinball del 4, c. 1984.

Anuncios