No se me ocurre nada mejor para este lunes de alertas meteorológicas, en el que el Archipiélago canario está siendo literalmente barrido por una borrasca que deja fuertes vientos con rachas huracanadas y menos que más abundantes lluvias, que compartir aquella canción ilustrada con imágenes de un Nueva York setentero con la que desde Barrio Sésamo trataban de convencer(nos) a los niños españoles de que aunque no pudiéramos salir era bueno que lloviera.

Y la comparto, no sin antes preguntarme por qué la canción —que, por cierto, aún recuerdo casi entera— suena mucho más animada en mi memoria.

Barrio Sésamo, Está lloviendo hoy, c. 1984

Anuncios