Hablando con un conocido, hace unos días me di cuenta de que en junio del pasado año se cumplieron 20 años desde que terminé la EGB. Esa efeméride escolar, que en Estados Unidos seguramente habría sido motivo de reunión de antiguos alumnos —yo aquí descubrí un grupo de antiguos compañeros en Facebook y tras curiosear un poco decidí que jamás me uniría a él— se me pasó sin pena ni gloria.

Así que, aunque hace casi nueve meses que ocurrió y estrictamente hablamos ya de los 90 y, por tanto, de la preadolescencia, voy a hacer un pequeño homenaje a los 20 años del fin de una etapa con la serie que, al menos en mi clase, causaba en aquellos momentos. Porque con Óliver y Benji, los culebrones llegaron al fútbol. Y con los Caballeros del Zodiaco, ya ni te cuento.

Campeones (Óliver y Benji), Créditos de apertura.

Anuncios