Cualquiera que haya visto algo de televisión en los 80 —y en los 90, porque el anuncio siguió unos años más en emisión— será incapaz de reprimir una sonrisa cuando escuche la frase “matar moscas y mosquitos puede molestar al resto de la casa” y, seguramente, la asociará de inmediato a la imagen de un canario tosiendo sin parar, un geranio marchitándose casi como por arte de magia, un perro jadeando y una muñeca llorando auténticas lágrimas.

Por suerte, Cruz Verde inventó el insecticida Bloom Hogar y Plantas, que mata moscas y mosquitos sin molestar a nadie. Y es que, ya se sabe, los productos de Cruz Verde, al menos en los 80, venían con “eficacia probada” y, por lo que decían, también sin molestar.

Cruz Verde, Anuncio Bloom Hogar y Plantas, 1986.

Anuncios