Una de las cosas que más llama la atención a los canarios cuando se trasladan a vivir a la Península es la dificultad que existe para encontrar chocolates y chocolatinas de la marca Cadbury en cualquier comercio que no sea un Corte Inglés o determinadas grandes superficies, cuando en Canarias se encuentra gran variedad de sus productos en casi cualquier tienda de barrio. Por eso, no me extrañaría que tampoco les hubiera llegado este anuncio de estética totalmente ochentera con el que la compañía británica nos invitaba a consumir sus chocolatinas Twirl, una especie de remedo empalagoso del clásico Twix.

Basta echar una simple ojeada a la interminable fila de cabinas telefónicas para darse cuenta de que en la era de los smartphones esta historia sería una utopía. Claro que los protagonistas del anuncio habrían tenido la precaución de bajarse una aplicación para ligar. Seguramente.

Cadbury, Anuncio chocolatinas Twirl.

Anuncios