“Déjame, no juegues más conmigo,
esta vez, en serio te lo digo
tuviste una oportunidad,
y la dejaste escapar”

De mi época de estudiante de Periodismo, algo mayor que el resto de mis compañeros, recuerdo acabar tras alguna cena de fin de curso en discotecas en las que pinchaban música de los años 80. Cuando llegaban clásicos como el de hoy era realmente consciente de la diferencia de edad existente entre nosotros: mientras ellos sólo coreaban el estribillo, yo era prácticamente el único capaz de cantar la canción entera.

Desde que comencé con este proyecto, no dejan de acudir a mi memoria decenas de canciones de esa época, tantas que casi darían para 365 entradas dedicadas a la música. Y el himno por excelencia de Los Secretos es, sin ningún género de dudas, una de las más recurrentes. Sea en su versión original o en un emocionante concierto.

Los Secretos, Déjame, 1981.

Anuncios