Hoy, como cada 23 de abril, celebramos el Día del Libro, así que no se me ocurre nada mejor para conmemorar esta feliz circunstancia que compartir la que se convirtió en la primera colección de libros que conseguí completar en mi vida y que, además, me mantuvo completamente enganchado a lo largo de sus 33 volúmenes, algunos de los cuales leí en numerosas ocasiones, hecho del que da fe el lamentable estado en el que se conservan varios de ellos.

Se trata de las aventuras de Los Hollister, cinco hermanos de entre 12 y 5 años que, en sus ratos libres se dedican a resolver pequeños —y no tan pequeños— misterios que suceden en su ciudad y a lo largo y ancho de Estados Unidos y el resto del mundo, junto al resto de su familia y sus numerosos amigos.

Algunos libros de Los Hollister

Algunos libros de Los Hollister.

Debo confesar que, aunque la capa de cinismo que a todos nos va cubriendo con el paso de los años me hace ahora ser muy escéptico acerca de las capacidades y la madurez que necesitaría poseer cualquier niño de esas edades para enfrentarse a las aventuras que corrían Los Hollister en los diversos libros que conforman la serie, veintipico años atrás estaba completamente enganchado a sus historias y, secretamente, deseaba haber podido formar parte de alguna de ellas. En el caso de que hubiesen sido reales, claro.

Pero, al fin y al cabo, de eso trata la lectura. De estimular la imaginación.

Con tapa dura e ilustrados

No se vayan a pensar, que estos libros venían con tapa dura e ilustrados.

Y, antes de que me lo pregunten, no. Jamás tuve ningún libro de Los Cinco.

Anuncios