Un gallifante —extraño bichejo formado por medio gallo y medio elefante— era el sistema de puntuación y premio de un novedoso concurso que en 1988 llegó a Televisión Española para hacernos disfrutar con las definiciones que de diferentes conceptos, personajes y objetos daban varios niños.

Durante cinco temporadas, Amparo Soler Leal, Tina Sainz, Ignacio Salas y Javier Sardá animaron a numerosas parejas de concursantes, formadas por un personaje famoso y un anónimo ciudadano, a adivinar las casi siempre estrambóticas descripciones que hacían los pequeños. Posiblemente, no fue un espacio de grandes audiencias, pero tuvo su éxito.

Tanto, que, no sólo la fórmula ha sido replicada hasta la saciedad en toda clase de programas, sino que prácticamente a todos nos han premiado con un gallifante virtual —o dos— cuando hemos logrado responder correctamente a algo que, a todas luces, era una solemne obviedad. Un Juego de niños.

Juego de niños, Cabecera, 1989-1992.

Anuncios