Estrenada en 1991, esta telecomedia protagonizada por una peculiar familia de dinosaurios salidos de la factoría Henson se escapa por los pelos del estricto ámbito temporal de este proyecto. Sin embargo, como la memoria no es una ciencia exacta y —no me pregunten por qué— llevo varios días acordándome del más pequeño de los Sinclair y cómo martirizaba constantemente a su padre con su célebre «tú no mami», no he podido resistirme a compartirla con ustedes.

Además, el hecho de que quien le prestaba su voz al Peque sea Chelo Vivares —que siempre será recordada en la piel de un erizo rosa— es una excusa más que suficiente para que, parafraseando a Earl, digamos aquello de «Chiqui, ya están aquí».

Dinosaurios, Créditos de Apertura, 1991.

Anuncios