En estos días de malos datos económicas y peores declaraciones de intenciones (y acciones) de nuestros políticos, me ha venido a la mente aquel genial sketch protagonizado por un Emilio Aragón que, allá por 1983 luchaba por dejar de ser Milikito en su programa Ni en vivo ni en directo. En el vídeo, Aragón se convertía, presumimos, en el dictador de una república bananera al borde del colapso económico que ordenaba a sus ciudadanon «menos samba e mais traballar» con unos resultados que, mejor los ven ustedes mismos, porque a mí se me antojan muy parecidos a lo que sucede estos días en España.

Entre todos matándola y la casa sin barrer.

Ni en vivo ni en directo, «Menos samba e mais traballar», 1983.

Anuncios