Tras algo más de dos meses y medio y ochenta entradas, creo que ya iba siendo hora de traer a esta bitácora una de las series insignia de la factoría Hanna-Barbera y todo un clásico en lo que a animación prehistórica se refiere. Porque, con independencia de la generación a la que se pertenezca, todo el mundo conoce a Pedro y Wilma Picapiedra y a Pablo Cuchi-Cuchi Mármol y a su esposa Betty. Sabe quién es Dino y, por supuesto, es capaz de repetir su grito de guerra.

Así que, ¡Yabba dabba du! Con acento sudamericano, por supuesto. Y de lo que vino después, ya hablaremos otro día.

Los Picapiedra, Créditos de apertura, 1960-1966.

Anuncios