Después del merecido repaso que hemos dado durante los últimos siete días a los representantes españoles de los 80 en el Festival de Eurovisión, creo que es justo despedirnos del que probablemente haya sido el certamen musical más casposo del continente recordando el símbolo que durante varias décadas —los 80 entre ellas— lo identificó: la tradicional careta que identificaba las emisiones de la UER junto a su inconfundible sintonía.

“Le guayominí, dus puan”. Es lo que toca.

TVE, Careta de Eurovisión.

Anuncios