El hecho de que el actor Lorenzo Lamas pasará a la historia como «el rey de las camas» —en plural— es algo que le debemos a la empresa de ropa de hogar valenciana Reig Martí. Y, en concreto, a aquella campaña publicitaria de mediados de los 80 en la que aprovechaban la enorme popularidad de la que gozaba el nieto de Ángela Channing en nuestro país para anunciar sus colchas y edredones.

Desde entonces, y aunque —seamos sinceros— el proclamarlo con la voz de Juan Cuesta le reste bastante credibilidad, Lorenzo Lamas —y su pecho lobo—son el rey de las camas.

Reig Martí, «El rey de las camas», c. 1987.

Anuncios