Si a alguna serie le debemos los que fuimos niños en los 80 conocer tanto de la obra de Alejandro Dumas Los tres mosqueteros es a la serie D’Artacan y los tres mosqueperros, otro producto de la factoría BRB Internacional protagonizado por unos simpáticos perros antropomorfizados —imposible olvidar a ese simpático beagle vestido de rojo que abandonaba su aldea dispuesto a vivir mil aventuras— que nos alegraban las sobremesas de los sábados.

Lo malo es que también es la culpable de que tengamos tal lío en la cabeza que, cada vez que nos preguntan el nombre de los tres mosqueteros, tengamos que pararnos a pensar que son Aramis, Porthos y Athos en lugar de Amis, Pontos y Dogos. D’Artagnan, me temo, será siempre el pequeño D’Artacan que, cono todos bien sabemos, siempre iba con ellos.

D’Artacan y los tres mosqueperros, Créditos de apertura, 1982.

Anuncios