Ahora que, como dirían esas injustamente olvidadas filósofas de la calle llamadas Sonia y Selena, llega el calor y los chicos se enamoran, conviene recordar un anuncio que, allá por 1990, no dejó indiferente a nadie.

Probablemente porque fue la primera campaña para concienciar sobre la importancia del uso del preservativo para prevenir las enfermedades de transmisión sexual y los embarazos no deseados dirigida específicamente a los jóvenes. O, tal vez, porque su eslogan se ha convertido en un clásico inolvidable. Pero el caso es que esta campaña conjunta de los Ministerios de Sanidad y Consumo y Asuntos Sociales es ampliamente recordada más de 20 años después de su emisión.

Y, por supuesto, su mensaje: «Póntelo. Pónselo». No lo olviden.

Ministerios de Sanidad y Consumo y Asuntos Sociales, Póntelo. Pónselo, 1990.

Anuncios