Aunque este año, al menos en Canarias, el tiempo parezca querer indicar lo contrario, todos aquellos que estudiamos E.G.B. —quiero suponer que los de la Logse también, pero ya no estoy tan seguro— aprendimos que el 21 de junio supone el inicio oficial de la mejor estación del año: el verano. Porque con el verano llegaban las ansiadas y siempre demasiado cortas vacaciones. Y, también, la que probablemente fuera la serie más emitida de España hasta la invasión de la televisión digital terrestre y sus repeticiones en bucle.

Efectivamente, me refiero a Verano Azul, la icónica serie rodada por Antonio Mercero en Nerja entre 1979 y 1980, estrenada en otoño de 1981 y, desde entonces, emitida casi cada verano sin interrupción. Y, sin embargo, nunca nos cansamos de ella. Bueno, sí. Pero es que el verano no parecía verano sin escuchar a sus protagonistas silbar su pegajosa y archiconocida sintonía mientras paseaban en bici.

La de hoy es sólo una entrada de presentación. Tengan por seguro que estos chicos y algunas de sus míticas aventuras volverán a aparecer por aquí. El verano es largo. Y azul.

Verano azul, Créditos de apertura, 1981.

Anuncios