Es innegable la labor educativa que durante todos sus años de emisión realizó Barrio Sésamo. Desde el incansable —aunque cansino— Coco enseñando la diferencia entre arriba y abajo o cerca y lejos, al conde Draco contando hacia delante y hacia atrás, pasando por los habitantes españoles —y humanos— del barrio que, junto a Espinete y Don Pimpón, instruían también en muchos aspectos prácticos de la vida. Como en el vídeo que traigo hoy, en el que junto a Ana nos advierten de que nunca hay que cruzar la calle a ciegas, sino que hay que mirar a la izquierda y a la derecha.

Y a la izquierda de nuevo, añado yo. Salvo que estés en el Reino Unido, que es al revés.

Barrio Sésamo, No cruces a ciegas, c. 1984.

Anuncios