“Si te encuentras malo y sientes un dolor
O tienes dos catarros o tres golpes de tos
Es mejor que vayas y te vea un buen doctor
Él es muy amable y te ayuda a estar mejor”

Con canciones como esta que interpretaban Ana, Chema y Espinete a ritmo de rock esquizofrénico pretendían en Barrio Sésamo acabar con ese miedo irracional que los médicos despertaban —y aún despiertan— en muchos niños y no tan niños. Sin embargo, no sé yo si la caracterización ochentera del médico y su enfermera, con esas batas verde quirófano tan poco tranquilizadoras —de lo de ponerle, así, en antena y delante de todos un supositorio a Espinete, mejor no hablamos.—, ayudarían mucho a lograr el objetivo.

Eso, por no mencionar a aquellos con los que se pasaron de frenada y acabaron convertidos en hipocondríacos agudos que no dejan de visitar a diario a su médico de cabecera por culpa de esta canción. Tal vez, Barrio Sésamo sea el culpable del colapso de la Sanidad y nadie se haya dado cuenta todavía. Con lo bien que le vendría al Gobierno para desviar responsabilidades…

Barrio Sésamo, El doctor, c. 1984.

Anuncios