“Acompaño a mi sombra por la avenida,
mis pasos se pierden entre tanta gente,
busco una puerta, una salida
donde convivan pasado y presente…
De pronto me paro, alguien me observa,
levanto la vista y me encuentro con ella
y ahí está, ahí está, ahí está
viendo pasar el tiempo la Puerta de Alcalá.”

Ya habían cantado juntos en alguna ocasión anterior, pero el lanzamiento de este tema en 1986 supuso un auténtico acontecimiento que, no sólo disparó la popularidad de la pareja formada por Ana Belén y Víctor Manuel, sino que la propia canción se convirtió instantáneamente en un himno que prácticamente coincidía con el final de la Movida madrileña.

Veintiún años después de eso, cuando me trasladé a Madrid, durante los primeros meses, no podía evitar tararear su melodía cada vez que pasaba por allí. Y es que, «mírala, mírala. Ahí está, viendo pasar el tiempo. La Puerta de Alcalá».

Ana Belén y Víctor Manuel, La Puerta de Alcalá, 1986.

Anuncios