Si hace unas semanas esta bitácora daba cumplida cuenta del que posiblemente sea el vídeo musical más reproducido de internet, al menos de forma involuntaria, hoy llega el turno de otro videoclip del mismo artista, mucho menos conocido, pero que nos toca mucho más de cerca. Porque el mismo año que triunfaba prometiendo no abandonar jamás a su amada, Rick Astley decidió enviar a la protagonista del vídeo que promocionaba el tema Whenever You Need Somebody de vacaciones a Canarias, mientras él se encerraba en el estudio para grabar la canción.

Al menos eso es lo que se desprende del susodicho videoclip, en el que vemos en directo y a través de varias pantallas más o menos estratégicamente situadas —no sé a quién se le ocurriría colocar un televisor en una peña— al pelirrojo intérprete británico cantando la canción, mientras que la que suponemos su torpe amada, se dedica a pasear por la playa de Las Canteras y tropezarse con empleados del hotel Reina Isabel junto a la piscina. Por suerte —y Concorde mediante—, la historia acaba bien.

Visto con ojos de hoy, sigue siendo tan insufrible como el resto de la discografía del dicharachero Astley, pero solo por el viaje a Las Palmas de Gran Canaria se merece un rotundo Lo que sí.

Rick Astley, Whenever You Need Somebody, 1988.

Anuncios