Nunca he entendido por qué durante casi toda mi vida he asociado físicamente las figura de Don Quijote de la Mancha y Sancho Panza a las imágenes de los personajes que protagonizaban la serie de animación de Televisión Española que contaba las aventuras vividas por este literario caballero andante y su fiel escudero.

Y no lo entiendo porque la serie nunca me llegó a gustar del todo. La recuerdo emitida, a mitad de los 80, los sábados por la mañana, en un horario que no invitaba a seguirla —al menos a mí—, debido a su ritmo más bien lento, reflejo de la obra literaria que adaptaba. Sin embargo, su machacona sintonía es una canción que jamás he podido borrar de mi memoria. Y, mucho menos, desde que, hace unos años descubrí que había sido compuesta por Juan Pardo.

Don Quijote de la Mancha, Créditos de apertura, 1979.

Anuncios