Para la mayor parte de los españoles, en la actualidad, Bosque Verde es la línea de productos de limpieza de Mercadona. Sin embargo, en los años 80 era el escenario en el que tenían lugar las aventuras de un grupo de animales que vivían en un bosque de Norteamérica. Con estas fábulas, protagonizadas por una marmota, una nutria, un oso, un conejo o un pájaro. Sus historias, en las que tenían que protegerse de un zorro y una comadreja, sus principales enemigos junto al hombre, eran un alegato en favor de la naturaleza y la necesidad de su conservación.

Sin embargo, mi memoria me dice que estos episodios, de ritmo lento, almibarado y centrado en la vida de estos antropomorfizados animales —siempre me he preguntado por qué unos llevaban ropa y otros no— eran tan aburridos como cabe esperar tras escuchar la sintonía de la serie. Y, pese a todo, no les puedo poner un Lo que no.

Las fábulas del Bosque Verde, Créditos de apertura, 1978.

Anuncios