Llamándose Pierre Nodoyuna está más que claro que el protagonista de esta disparatada serie inspirada en la película La carrera del siglo no iba a lograr alzarse con la victoria, a pesar de sabotear de todas las formas inimaginables los vehículos de sus competidores junto a su perro Patán. Igual que el pobre —es un decir— Coyote, Nodoyuna emplea toda clase de tácticas para intentar echar de la carrera a sus perseguidores, consiguiendo únicamente quedar él fuera de combate, cuando lo más probable es que hubiese ganado sin necesidad de recurrir a ningún tipo de ardid.

Gracias a eso, personajes como Penélope Glamour, Luke el granjero y el Oso Miedoso o el Barón Hans Fritz, junto a míticos vehículos como el El Súper Chatarra Special, el Alambique Veloz, el Troncoswagen o el propio Súper Ferrari Especial de Nodoyuna forman desde hace años parte de nuestra memoria colectiva. Y a mucha honra.

Los autos locos, Créditos de apertura, 1968-1970.

Anuncios