Pepe Sonrisas era uno de esos eternos secundarios que poblaban los vídeos de los Teleñecos en Barrio Sésamo. Su papel era el de interpretar al encorbatado e histriónico presentador de televisión que lo mismo daba paso a la rana Gustavo, que presentaba un talk show —que en aquella época, en España, se llamaría debate— que toda clase de concursos destinados a inculcar a los niños toda clase de enseñanzas. Como aquel en el que otros personajes habituales intentaban averiguar la identidad de un invitado oculto a través de una serie de preguntas, con desastrosas consecuencias, como solía ser habitual.

Sin embargo, su papel siempre fue tan gris y desagradecido que he sido incapaz de encontrar ni una sola de sus apariciones doblada al español. Pero como no podía cerrar esta bitácora sin dedicar un merecido homenaje a Pepe Sonrisas, les dejo con una entrega original de Mystery Guest que, al menos, nos vendrá muy bien para practicar nuestro siempre problemático inglés.

Sesame Street, Mystery Guest, c. 1978.