Archivos para las entradas con etiqueta: Efemérides

Hoy se cumplen 28 años de la explosión del transbordador espacial Challenger, uno de los tres grandes desastres sufridos por la NASA a lo largo de la carrera espacial y que, junto al accidente sufrido por el Columbia, 17 años después, supuso una paralización del programa de transbordadores espaciales y, a la postre, uno de los elementos que condujo a su cancelación definitiva.

Las imágenes de la desintegración de la nave, apenas 73 segundos después de ser lanzada hacia el espacio han quedado grabadas en la memoria de todos los que las vieron aquel día, causando un impacto casi tan grande como las de Tejero irrumpiendo en el Congreso de los Diputados el 23 de febrero de 1981 —un hecho que no mencioné aquí el año pasado porque ese año era demasiado pequeño como para recordarlo “de primera mano”—. De hecho, al igual que ocurre con las imágenes del 23-F, hay miles de personas que aseguran haber sido testigos directos de ambos hechos histórico gracias a la retransmisión en tiempo real que hacía la televisión de ambos eventos.

Sin embargo, ni Televisión Española emitía en directo la sesión de investidura de Calvo Sotelo, ni las televisiones estadounidenses, salvo una incipiente CNN, hacían lo propio con el lanzamiento del Challenger —y, en este punto, no soy capaz de afirmar lo que hacía la única cadena española—, un hecho que, por otra parte, en aquellos momentos se consideraba prácticamente rutinario. Ambos sucesos, eso sí, estaban siendo grabados y se emitieron poco después de haber ocurrido, impactando entonces a todos los que se encontraban delante del televisor.

Incluyendo a un niño que estaba a punto de cumplir los ocho años, al que por Reyes le habían regalado un Electroun juego de preguntas y respuestas en el que se  completaba un circuito eléctrico al escoger la correcta, lo que hacía que se encendiera una luz— y que siempre se preguntó por qué incluía una ficha del cohete Apolo y otra del módulo lunar y ninguna del transbordador espacial.

La imagen de tu vida, La explosión del Challenger, 2006.

Tal vez porque estén reservando el despliegue mediático para el próximo año, cuando se cumplirá un cuarto de siglo, este año ha pasado muy desapercibido el aniversario de la apertura del Muro de Berlín, ocurrido hace apenas tres semanas. Tal y como había ocurrido cuatro años atrás, en la tragedia de Armero que ya recordamos hace unos días, un equipo de Informe Semanal estaba allí, en lado oriental del Muro, para grabar las primeras imágenes de un proceso destinado a cambiar la Historia de Europa en la última década del siglo XX y que, por tanto, hoy es ya un documento histórico.

Y, me parece, viene bien recordarlo en momentos como este, en los que muchos se cuestionan la necesidad y la utilidad de poseer una televisión pública y efectivamente libre.

Informe Semanal, Puerta a la libertad (Fragmento), 1989.

Poco después de las nueve de la noche del 13 de noviembre de 1985 —se cumplen justo ahora 28 años—, el volcán colombiano Nevado del Ruiz registró una violenta erupción que provocó una gran avalancha de lodo y materiales de arrastre que, en apenas un par de horas después, sepultaron el pueblo de Armero, provocando una enorme catástrofe cuyo recuerdo todavía hoy conmueve al mundo.

A mantener vivo ese recuerdo contribuye enormemente un nombre propio, el de Omaira Sánchez, una niña de 13 años que estuvo atrapada entre los escombros, junto a los cuerpos sin vida de sus familiares, durante casi tres días, sin que nada pudiera hacerse por salvar su vida, ya que la magnitud del desastre, en el que murieron más de 23.000 personas, unida a la imprevisión de las autoridades impidió que la ayuda llegase en tiempo, forma y cantidad suficiente.

Más de 25 años después de la tragedia de Armero, la polémica acerca de la actuación del Gobierno colombiano sigue aún abierta. Igual que siguen vivas las voces que critican a los desbordados servicios de rescate o, incluso, a los propios periodistas por no hacer nada más que dar ánimos a Omaira durante su larga y lenta agonía.

La entereza con la que la niña afronta su destino y los inútiles ánimos que trata de infundirle el reportero de Televisión Española Evaristo Canete, mientras capta las imágenes de un reportaje del siempre necesario Informe Semanal galardonado con un Premio Ondas, siguen hoy poniendo la piel de gallina, los pelos de punta y haciendo que no nos olvidemos ni de Omaira ni de la tragedia de Armero, aquella que por ignorar todas las señales provocó el Nevado del Ruiz. Recordándola para que nunca se repita.

TVE, La agonía de Omaira, 1985.

A %d blogueros les gusta esto: