Archivos para las entradas con etiqueta: In memoriam

El pasado jueves, nos despertamos con la triste noticia del fallecimiento de Marta García, un suceso que en cierto modo ha pasado muy desapercibido, ya que, sin escuchar su voz, muy poca gente es capaz de poner cara a esta mujer. Sin embargo, la cosa cambia si digo que, entre otros muchos personajes, fue la encargada de prestar voz en español a Lynn Tanner, la hija mayor de la familia que acogía al simpático extraterrestre Alf, o, sobre todo, a la actriz Mayim Bialik, primero en Blossom y ahora en The Big Bang Theory. Hasta ahora.

Pero en estos últimos años García era también la única voz corporativa femenina de Televisión Española, encargada de las promociones de La 2 y Clan. Aunque, yo, personalmente, la recordaré como una de las chicas del tiempo que, junto a José Antonio Maldonado, Paco Montesdeoca y la veterana Ana de Roque, integró el primer equipo de meteorología de la cadena pública a finales de los años 80.

Por desgracia, la maldita enfermedad nos ha privado de la posibilidad de seguir disfrutando de su dulce voz. Marta, descansa en paz. Nosotros, en tu trabajo te recordaremos.

RTVE.es, Marta García, voz y rostro en TVE.

La reciente muerte del actor Alfredo Landa ha servido para reivindicar su faceta dramática, frente a su vertiente más cómica, encarnada, cómo no, en las cientos de películas que interpretó durante la época del destape o algunos de sus últimos trabajos para televisión. Sus interpretaciones en cintas como El puente, El bosque animado, Los santos inocentes o las dos partes de El crack —si no han visto estas dos últimas se lo recomiendo encarecidamente y decir eso sobre dos trabajos de José Luis Garci ya es mucho decir— han sido enarboladas para intentar elevar la figura del actor navarro más allá del landismo y Vente a Alemania Pepe.

Y, sin embargo, qué quieren que les diga, yo no he podido dejar de imaginarmelo en Tristeza de amor, aquella serie ochentera de cabecera hipnótica ambientada en el mundo de la radio para mostrar la triste vida de aquellos a los que su apuesta por el amor les había salido mal. Pero, claro, ¿quién soy yo para olvidar esas imágenes de un Madrid nocturno acompañadas de la desgarrada voz de Hilario Camacho?

Tristeza de AmorCréditos de apertura, 1986.

Aunque desde su inesperado fallecimiento prácticamente todo el mundo anda recordando al gran Constantino Romero por haber prestado su voz a algunos personajes y frases que forman desde hace tiempo parte de la historia del cine, yo no puedo evitar imaginármelo diciendo aquello de «Superado el millón, vuelven el próximo programa», coletilla con la anunciaba que el equipo concursante de El tiempo es oro había logrado clasificarse para seguir sufriendo una semana más en este tan duro como mítico concurso de televisión española.

Constantino, fuiste grande en todos los ámbitos de la vida. Descansa en paz.

La imagen de tu vida, El tiempo es oro, 1987-1992.

A %d blogueros les gusta esto: