Archivos para las entradas con etiqueta: Olé Olé

“Voy a mil
Pensando en no sé qué
Me tranquilizaré
No te asustes
Mis huellas se desgastan
Tus pistas me despistan
Dime cuándo, cuándo
Me quedaré quieta
Ahora quiero todo
En este momento para mí”

Desde que llegué de Londres, hace hoy una semana, vivo atrapado en un frenesí interno que me impide emplear estos últimos días de vacaciones en relajarme y descansar lo suficiente para afrontar los próximos meses de trabajo. Sin embargo, una esperada circunstancia imprevista ha alterado mis planes para las próximas semanas y me tiene de aquí para allá, sin saber cuándo podré quedarme quieto y descansar.

Quizá por ello, no puedo dejar de identificarme con la protagonista de aquella canción de Olé Olé que no podía parar, mientras iba a mil de acá para allá. Y, claro, desde entonces no puedo dejar de tararearla en la inconfundible voz de Vicky Larraz. Por supuesto.

Olé Olé, Voy a mil, 1984.

En anteriores ocasiones ya hemos hablado por aquí de los primeros pasos de Marta Sánchez en el mundo de la música, de la mano del grupo Olé Olé o de los inicios de la carrera en solitario de Vicky Larraz, tras abandonar dicha formación. Pero, probablemente nada de eso habría tenido lugar si unos años antes, Nacho Cano no hubiese regalado al grupo el que se convertiría en su primer gran éxito: No controles. Igual resulta hasta irónico.

Olé Olé, No controles, 1983.

Tras la marcha de Vicky Larraz, Olé Olé se enfrentaba a la incertidumbre de intentar sobrevivir con una nueva y desconocida voz. Por suerte para ellos, llegó Marta Sánchez y el grupo alcanzó enormes cotas de popularidad, que años después, con la cantante convertida en estrella e iniciando una carrera en solitario, fue incapaz de repetir.

En los años en que Marta Sánchez fue la voz de la formación, el grupo cosechó numerosos éxitos que aún hoy se recuerdan. De todos ellos, sobre todo uno quedó grabado en mi memoria. Quizá porque en mi inocencia infantil no acababa de entender cómo una chica sola en casa y aburrida era capaz de sucumbir sin presentar ningún tipo de resistencia a los encantos de un completo desconocido que la llamaba por teléfono. Creo que gracias a esa canción descubrí lo que era una chica fácil.

Olé Olé, Sola (Con un desconocido), 1987.

De los años 80 recuerdo cientos de canciones y actuaciones musicales concretas, pero muy pocas —quizá alguna ligada al Festival de Eurovisión como veremos en su momento— se me han quedado tan grabadas en la memoria como la de Vicky Larraz cuando, tras dejar el grupo Olé Olé, representó a España en el tan casposo como añorado Festival de la OTI.

Si se preguntan por qué no he podido olvidarla, no tienen más que ver el vídeo para averiguar la respuesta.

Vicky Larraz, Bravo Samurai, 1987.

A %d blogueros les gusta esto: