Entre todos los vídeos con claro cuño estadounidense que, desde los cortes que interrumpían la historia principal de Barrio Sésamo, pretendían instruir a los pequeños espectadores en los más variados aspectos de la vida, hoy voy a rescatar una auténtica rareza en la que dos niños acudían un domingo a un naranjal para ayudar en la recolección de esta fruta siempre presente en nuestras mesas.

Lo llamativo de este vídeo y su pegajosa y —por qué no decirlo— empalagosa canción es que no parecen provenir de tierras americanas, sino de la propia España. Al menos, eso es lo que parecen indicar algunos detalles del paisaje o el propio aspecto y las ropas de los protagonistas de esta pieza que enseñaba a los niños de dónde procedían las naranjas que comían cada día y cómo se recolectaban para que pudieran llegar al mercado.

De que para mostrarlo escogieran a dos niños que acudían un domingo a acarrear pesadas cajas de naranjas mientras —suponemos— ensayan la empalagosa canción, no vamos a opinar, más allá de evidenciar un claro caso de explotación laboral infantil.

Barrio Sésamo, En el naranjal, 1984.

Anuncios